Celiaquía como moda o elección: 5 razones por las que considero que eso puede afectar mi salud


El número de personas que decide realizar una dieta libre de gluten, a pesar de no padecer celiaquía, ha crecido bastante en los últimos años. Esto ha dado pie a debates sobre los beneficios de una dieta sin gluten en quienes no padecen celiaquía.

¿Por qué lo hacen? Les juro que es algo que no entiendo, lo dejo en manos de sociólogos y psicólogos. Muchos famosos han abandonado el gluten: Gwyneth Paltrow, Victoria Beckham, Novak Djokovic y Miley Cyrus. Sin embargo, esto no hizo que la sociedad conozca más sobre la Enfermedad Celíaca (EC). Al contrario, considero que ha contribuido a confundir y a reforzar ciertos mitos sobre la celiaquía.

¿En qué puede afectarnos esto? Le estuve dando vueltas al asunto durante un tiempo y enumeré cinco aspectos. Se trata de una opinión muy personal, en los comentarios pueden dejar sus puntos de vista.

1. Escasa concientización sobre la Enfermedad Celíaca, que la mayoría de la gente que no es celíaca siga dieta sin gluten no asegura que las causas y consecuencias de la EC sean conocidas y difundidas. De esta manera, los celíacos y celíacas del mundo deberíamos seguir cumpliendo con nuestro rol docente, explicando hasta el cansancio qué implica ser celíaco.

2. Banalización de la celiaquía: muy relacionado con el primer aspecto, es algo que me preocupa. Desde hace un tiempo, al comentar que soy celíaco, muchísima gente me ha respondido que eso es algo que está de moda. Han llegado a burlarse y a dudar de que realmente mi dieta sin gluten se deba a cuestiones de salud.

3. Enfoque simplista: mucha gente cree que un celíaco es alguien que no puede consumir trigo, pan o harina. ¿Sólo eso? Pues así dicen, con lo cual puede resultar facilísimo ser celíaco: sólo dejas de comer pan y listo, tu vida está solucionada. Esto, a su vez, lleva a que muchos pierdan de vista que en realidad lo que afecta a un celíaco no es el pan, el trigo o la harina, sino el gluten, una proteína que puede encontrarse en otro tipo de elaboraciones y productos.

4. Pasajera, como toda moda: una idea arraigadísima en quienes poco y nada saben de la EC está relacionada con la idea de que un celíaco puede curarse. Si a esta idea le sumamos la creencia de que las modas son pasajeras... estamos listos

5. Precio: no soy economista, pero he escuchado por ahí que a mayor demanda de un producto, mayor es su precio. A eso podríamos sumar la escasez: imaginen miles y miles de personas en busca de un producto sin gluten, de las cuales sólo un mínimo porcentaje sufre de EC... Bueno, mejor no imaginarlo.

Por último, y para no pintar todo el panorama de un gris oscuro, puede que esta moda (pasajera o no) nos beneficie: ya que el mercado no hará oídos sordos a la demanda de alimentos sin gluten, puede que los celíacos podamos disfrutar de una variedad mucho más amplia de productos aptos, mucho más fáciles de conseguir.

Además, puede que, como toda "moda", la dieta sin gluten se convierta en un tema de charla y nosotros tengamos la oportunidad de comentar qué significa ser celíaco. Quién sabe, en una de esas logramos hacer entrar en razón a más de una persona que hasta ese momento no sabía de qué se trataba la celiaquía.

Espero sus comentarios.

Gabriel













¡Gracias por haberme leído! Me gustaría que compartas esta publicación y nos ayudes a llegar a más personas celíacas a quienes este contenido podría ser de mucha ayuda.

Te invito a que nos acompañes en las redes sociales




¡Gracias y hasta pronto!

4 comentarios:

  1. hola Gabriel, leyendo tu artículo, creo que tenés razón en la mayoría de los items, pero en lo que más coincido es en el último punto, ahora hay más variedad de productos y es mucho más fácil de conseguirlos.
    Te cuento que yo no soy celíaca, pero hace unos 5 meses, leyendo en Internet, descubrí que tengo sensibilidad al gluten, que supongo, sabrás que es una condición que se mejora siguiendo una dieta libre de gluten. En mi caso, creo que lo padezco desde hace 25 años, y durante todo este tiempo fui acumulando una serie de enfermedades autoinmunes y otra serie de síntomas, que según los diferentes médicos que visité, atribuían a que estaba gorda!.
    Llegué a un punto donde no sabía qué más hacer, porque como vos decís, las dietas en general se limitan a no consumir pan o cualquier otra cosa elaborada con harinas ( la hice casi toda la vida, porque trataba de no estar tan gorda), pero cuando me puse a investigar, encontré que el gluten se esconde en casi todo! y ahí cambió totalmente mi vida, no sólo adelgacé, sino que ya no presento ningún síntoma de enfermedad!.
    Para terminar, creo que está muy bueno que aunque sea por moda, se hable de los problemas que genera el consumo de gluten, porque a pesar que en el 2011, se hizo un congreso mundial sobre el tema, la mayoría de los médicos no lo conocen, entonces se limitan a recetar medicación para tratar los síntomas, pero sin buscar el origen del problema!
    un gran saludo y es un gusto que alguien esté publicando notas sobre un tema que afecta a la salud

    Alejandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandra, gracias por tu comentario. Coincido con lo que me comentas. Me parece muy positivo que aclaras que no sos celíaca, ya que mucha gente confunde la sensibilidad al gluten con la celiaquía. Con respecto a este "boom" de la dieta sin gluten, creo que a los celíacos nos ayuda a profundizar en nuestra tarea de información y concientización.
      Por último, creo que tenés razón en cuanto al diagnóstico: a mí me recetaban medicamentos para tratar los síntomas de una gastritis, cuando en realidad era celiaquía.
      De nuevo, gracias por el comentario.
      Saludos
      Gabriel

      Eliminar
  2. Gabriel, excelente el post! Soy celiaca y me pareció muy completo e informativo. Gracias
    Saludos
    Ana

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias, Ana! Hace unos días una modelo dijo que era celíaca por elección y casi muero... Así que esta entrada tiene algo que ver con eso. Te dejo un video que grabé al respecto. Clic acá para verlo

    Espero que nos cuentes qué comiste en alguno de tus viajes.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar