Soy celíaco y así me siento luego de casi 3 años de dieta

vida gluten free

¿Cómo podría sentirse una persona celíaca tras casi tres años de realizar una dieta libre de gluten rigurosa? La respuesta, a partir de mi experiencia personal: muy bien, saludable, excelente. Y esto fue lo que comenté en Facebook:

Hace unos días me hice unos exámenes de control para ver cómo estaba, después de casi tres años de diagnóstico. Luego de revisar todo y comparar los primeros exámenes con los últimos que realicé, mi médico me sorprendió con la siguiente afirmación: "bien, muy bien. Estás curado". Después sonrió, me dijo que era una broma porque la celiaquía no se cura. Y me felicitó porque todo estaba más que bien. "Todo lo que estaba mal cuando había gluten, ahora, que no hay gluten, está bien", me dijo.

Esta última visita a mi médico fue muy distinta a aquella en la que me dio un diagnóstico que, todavía, no termino de creer. Hace casi tres años había salido de ahí sin saber qué hacer. Pero esta vez me fui contento y repitiendo en silencio las palabras que me había dicho: "esto es un premio a tu adherencia a la dieta libre de gluten".

A diario leo comentarios de celíacos y celíacas y me cuesta encontrar alguno referido a la importancia de la dieta libre de gluten y lo bien que hace. Entre tantas dificultades y situaciones complicadas que debemos vivir para seguir la dieta, me parece muy importante decir que desde que eliminé el gluten de mi vida me siento mucho mejor, sano, como nunca antes me había sentido.

No puedo decir que todo haya vuelto a la normalidad: el hecho de no poder consumir cualquier alimento en cualquier lugar, y tener que tomar ciertas precauciones, hacen que sea un poco diferente al resto de la gente.

Pero eso es lo de menos. Nada cambia la sensación de bienestar que siento desde que eliminé el gluten de mi dieta. No es fácil, por supuesto. A nivel social todavía es complicado, porque no todos conocen qué es la celiaquía y a muchos no les interesa. Sumado a eso, los costos de una dieta libre de gluten me obligaron a trabajar más y a hacer hasta lo imposible para poder conseguir un producto apto.

Pero todo da sus frutos, la recompensa es sentirme más que bien.

Mi receta para sobrellevar esto tiene unos pocos ingredientes: fuerza de voluntad; familiares, amigos y mi pareja, siempre atentos y predispuestos a ayudarme; y, por supuesto, información, mucha mucha información.

¿Cuál es tu experiencia, a partir de la dieta libre de gluten?

A continuación, les dejo la publicación original:










¡Gracias por haberme leído! Me gustaría que compartas esta publicación y nos ayudes a llegar a más personas celíacas a quienes este contenido podría ser de mucha ayuda.

Te invito a que nos acompañes en las redes sociales




¡Gracias y hasta pronto!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario