Vida libre de gluten
Recetas, consejos e información
para celíacos y celíacas.
Inicio » , » 7 ideas que tuve cuando confirmaron que era celíaco

7 ideas que tuve cuando confirmaron que era celíaco

Celiaquía y disgnóstico

Era una tarde lluviosa, de invierno. Minutos antes me había enterado de que era celíaco, algo sobre lo que no sabía demasiado.
Ya iba a tener tiempo de averiguar de qué se trataba realmente eso. Mientras caminaba, pensaba:

¿Por qué a mí?

Lo primero que sentí ante lo desconocido fue temor. Saber que era celíaco, en ese momento, se asemejaba a una maldición extraña. Y lo único que me preguntaba era por qué me estaba pasando algo así.

¿Puedo morir de celiaquía? 

Pronto dejé de lamentarme por mi "mala suerte": ¿podía morir de celiaquía? ¿Qué pasaría con mi vida, corría riesgo por el hecho de ser celíaco? No me había animado a hacerle esta pregunta a mi doctor. "De una u otra forma, todos vamos a morir algún día", pensé. Ya habría tiempo para consultar y entender que no se muere de celiaquía.

Haré los análisis nuevamente, esto no puede ser

Superado mi temor a morir de celiaquía (sólo de forma momentánea), y lejos de aceptar el diagnóstico, pensé en repetir los análisis. Se lo había dicho a mi doctor antes de salir. Le dije que pidiera nuevos exámenes, porque sospechaba que había un error. Sonrió y me dijo que no había problema, pero que seguramente los próximos 20 exámenes que me hiciera confirmarían el diagnóstico.

Mejor consultar a otro especialista

Seguramente este hombre estaba equivocado, por más que se mostrara tan seguro. No podía ser, yo no era celíaco y todos estaban equivocados. Consultaría a otro especialista y repetiría los exámenes. Así pensé durante los siguientes dos días, hasta que logré aceptar mi condición.

Debe haber una vacuna, alguien encontrará la cura

Si era tan común la celiaquía, debía existir algún medicamento, una vacuna, algún tratamiento. Si eso no existía, seguramente estaría por inventarse. Cuanto más pensaba, más me convencía de que eso también era un disparate. Sabía bien que el único medicamento, la única vacuna, el único tratamiento posible, era una dieta libre de gluten.

¿Qué pensarán mis amigos y familiares cuando les cuente?

Lo que me preocupaba realmente era que no entendieran de qué se trataba (algo que de todas formas sucedió y sigue sucediendo). Explicarlo no fue del todo complicado y hasta resultó divertido. Generalmente, los amigos y familiares de un celíaco se preocupan porque quien come distinto la pase bien. Y eso incluye comidas especiales o resignar menús que no son aptos.
El problema, después lo entendería, iba a ser el resto de la sociedad, a quienes iba a tener que explicarles por el resto de mi vida que soy celíaco, no extraterrestre.

Ya sé que no soy el único, pero de nuevo: ¿Por qué a mí?

Si bien las estadísticas muestran que cada vez más personas son diagnosticadas, el pensamiento más recurrente luego de ser diagnosticado fue este. Sin embargo, con el paso del tiempo, una dieta adecuada y la contención del familiares y amigos, no hay motivo para lamentarse. Al fin y al cabo, la celiaquía no existe sin el gluten y un celíaco no es más que una persona que debe alimentarse distinto.


Hasta ahora nunca un celíaco me contó qué pensó luego de que lo diagnosticaran. Esta publicación es un buen pretexto para hacerlo.

¿Quién se anima a contar su experiencia? Espero sus comentarios.

Gabriel


Compartir

Escrita por: Gabriel Guanca Cossa

3 comentarios :

  1. Realmente no me acuerdo mucho cuando me lo confirmaron, porque tenía 8 y hoy tengo 28... Imaginen que el medio para diagnosticar no era nada que ver a lo de hoy en día. Aún no era tan común y conocido como para obtener diagnóstico mediante un análisis de sangre de anticuerpos... por eso lo único más "trágico" que tuve que pasar fueron 3 biopsias de intestino... que al ser chica, y poco agradable el estudio, esos días eran un calvario para mi. Pero por suerte y muy agradecida siempre mis padres me miraron e hicieron sentir menos malestar, lo que ellos podían; al ser chica me quedaba contenta de cierto modo, en esos días que tocaban estudios, y tenía q estar horas ahí adentro, me llevaban helado,y mil cosas para alegrarme y que olvidará el momento.
    Sin ser eso, y que recién ahora hay muchas más cosas en el mercado, ya que antes era muy limitado y la genia de mama cocinaba mil cosas para mi,nunca lo tome como algo terrible. Creo que al diagnosticarme de chica es algo que adoptas y no cuestiónas tanto y pasa a ser más fácil de llevar... Si siempre fue complicado EXPLICARLE A LA GENTE YA QUE, COMO NO SE DIFUNDE, LOS DEMAS TE MIRAN... Y SALEN PREGUNTA tontas.. que yo los miro y exactamente te genera el contestar "soy celiaco, no extraterrestre"...jaja.
    Por eso me divierto mucho con lo que hacen. Gracias y Saludos.
    Eugenia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eugenia! antes que nada, gracias por contactarte con nosotros.
      La verdad que ser celíaco no es fácil, no por el hecho en sí de la dieta, sino más que nada por el factor social. Como vos decís, a veces salen charlas y preguntas realmente cómicas por la desinformación general que hay con respecto al tema (cómicas cuando te acostumbras, por supuesto).

      Nos complace saber que te gusta lo que hacemos y que, como celíaca hecha y derecha, te sentís identificada con algunas de nuestras producciones ;)
      Gracias por la buena onda. Saludos!

      Eliminar
  2. Mi primer pensamiento fue que no iba a poder comer nada porque hay mucho desconocimiento del tema. Ésto de compartir información y recetas es muy lindo y ayuda mucho. Gracias :D ya sigo en todas mis redes sociales <3

    ResponderEliminar