Bizcochuelo de polenta [sin harina, sin gluten y sin lácteos]

Torta de polenta


Hoy te voy a enseñar cómo hacer un bizcochuelo de polenta sin harina súper fácil de hacer, sin gluten y sin lácteos. Y si todavía no te sorprendiste, te cuento la mejor parte: es de las recetas sin gluten más económicas que hicimos en nuestra vida.

La polenta es maíz molido finito, muy finito, pero no tanto como la harina de maíz que se usa para hacer arepas. Es sémola de maíz y, al menos en Argentina, la usamos para hacer recetas saladas. Generalmente, hervida y acompañada por salsa. También hay un postre llamado «anchi», muy popular en Tucumán, Salta y Jujuy.

Esta receta de bizcochuelo de polenta sin TACC tiene un montón de puntos a favor: es económica, fácil de hacer, no lleva harinas, no tiene lácteos y lleva muy poquitos ingredientes. Para mí el mayor beneficio es que podés preparar este bizcocho sin harina con cosas que tenés sí o sí en tu casa en este momento. Así que te invito a ver la receta, probarla y por supuesto, contarnos cómo te fue.

Bizcochuelo de polenta sin harina

Bizcochuelo de polenta sin TACC

Ingredientes

Recuerden que todos los ingredientes deben ser libres de gluten.

  • 3 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 cc de aceite de girasol
  • 4 gr de polvo para hornear (1 cucharadita)
  • Ralladura de un limón
  • 150 gr de polenta libre de gluten

Si querés saber cómo reemplazar el azúcar por stevia o endulzantes, hacé clic aquí.

Preparación



Primera mezcla de ingredientes

Lo primero que tenés que hacer para preparar este bizcochuelo de polenta es separar las claras de las yemas.

Leé más:  Cómo hacer pan sin gluten vegano (receta sin TACC, sin lácteos ni huevos)

En un recipiente profundo vas a batir las claras a nieve. Podés usar una batidora eléctrica o hacerlo a mano, como prefieras. Cuando tengas las claras bien batidas, las vas a apartar un ratito hasta tener la otra parte de la receta de este bizcochuelo de polenta sin harina lista.

En otro recipiente vas a batir el azúcar junto con las yemas y el aceite de girasol hasta llevar a blanco, es decir, hasta que notes que la preparación cambia de color y aumenta su tamaño.

Cuando tengas listo el batido de las yemas, vas a agregar la ralladura de limón, el polvo para hornear y la polenta, y vas a batir un poco más hasta integrar bien. Si querés podés usar esencias para saborizar tu bizcocho u otro tipo de ralladura de cítricos.

Mezcla de los dos batidos

Ahora es momento de integrar los dos batidos que hiciste. Primero, integrá un poco de las claras batidas a nieve a la mezcla de polenta. Esto se hace para equiparar densidades entre las dos preparaciones. Después, de a poco y con movimientos envolventes, vas a integrar el resto de las claras.

bizcochuelo de polenta sin harina

Cuando tengas la preparación completamente integrada, vas a llevarla a un molde aceitado, y con un papel para horno en la base, también aceitado. Esto va a permitir que, al desmoldar, no tengas ningún problema y el bizcochuelo no se te pegue.

Cocción del bizcochuelo de polenta

Vas a cocinar tu bizcochuelo de polenta sin harina entre 35 y 40 minutos a horno medio (180°C) previamente precalentado. Para saber si está completamente cocido, lo que vas a hacer es pincharla con un palillo o un cuchillo y, si sale seco y sin rastros de masa, tu bizcochuelo está listo para sacar del horno y dejar enfriar.

Leé más:  Crackers integrales sin gluten, sin huevo y sin lactosa

Una vez tibio, podés desmoldar tu bizcocho en un plato, sacarle el papel de horno y dejar enfriar completamente para poder disfrutar.

Gracias por leer esta receta. Te invito a que la prepares y me comentes cómo te fue. No te olvides de compartir esta receta en tus redes sociales. ¡Hasta la próxima!

¿Te parece útil lo que hacemos?

¡Podés ayudarnos!

¿CUÁNTO TE SIRVIÓ?

5/5 - (12 votos)



SEGUÍNOS
BUSCÁ UNA RECETA



♥ ¡Este contenido puede ser útil para alguien más!♥


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio