Celiaquía y cocina: los peores fideos libres de gluten de mi vida

Celiaquía y cocina libre de gluten no siempre fueron buenas compañeras para mí.

Celiaquía y cocina
Mi máquina para hacer pastas en casa
Celiaquía y cocina: los peores fideos libres de gluten de mi vida
5 - 8 votos



Celiaquía y cocina libre de gluten no siempre fueron buenas compañeras para mí. De hecho, mi primera experiencia como cocinera de un celíaco fue la peor de todas. Pero una vez más, el amor y la persistencia hicieron que todo saliera bien.
Cuando le confirmaron el diagnóstico a Gabriel, lo primero que pensé fue:”Y con las pastas…¿Cómo hago?”. Realmente me preocupaba, porque en casa se comía mucha pasta. Solíamos compartir fideos o ravioles al menos una vez a la semana.
Cuando llegó totalmente deprimido del médico, le dije: “vamos a comprar harinas sin gluten, que mañana comés fideos con salsa y pan”. No tenía ni idea de lo complicado que era cocinar sin gluten.
Nos fuimos de compras y, al volver, me metí de lleno en Internet. Me propuse hacer las mejores pastas que podía comer en su vida… ¡Pero salieron realmente horribles!



Me sentía totalmente desalentada y mal. La primera comida sin TACC que comía, asumiendo que desde ese día su dieta cambiaba, era algo horrible. Los fideos me habían salido realmente feos: ¡Eran de color gris, una masa pegajosa! Y del pan ni hablar. Parecía una piedra y sabía a cualquier cosa, menos a pan.
Gabriel comió hasta donde pudo, callado. Nos miramos, un poco tristes, un poco cómplices. Me dijo que estaba rico (los dos sabíamos que no era así). Y desde ese día, supimos que sería un camino largo y para nada fácil.
Lo importante es que nunca dejé de intentar, algo que a la larga dio sus frutos. Después de ese “pequeño inconveniente”, empecé a buscar recetas, modificarlas de acuerdo a las harinas, medir la cantidad de líquido, etcétera. Y así logré esta receta, que es la que se mantiene hace más de año y medio en casa. Clic acá para ver la receta.
Los fideos son muy ricos, elásticos, sin ningún tipo de diferencia con los fideos frescos hechos con harina de trigo, y hasta incluso me animo a decir sin ninguna duda que son los fideos más ricos que comí, y que los prefiero a cualquier fideo que puedan ofrecerme.



No te pierdas esta receta fácil:

Pan sin gluten, esponjoso, flexible y económico



Celiaquía y cocina: los peores fideos libres de gluten de mi vida
5 - 8 votos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.