El 4 de septiembre de 2015, Alejandra creó una página de Facebook llamada Soy Celíaco, No Extraterrestre. El objetivo era demostrarle a Gabriel que no estaba solo.

 

Soy Celíaco, No Extraterrestre

 

Unos meses atrás había sido diagnosticado y no la pasaba muy bien. Las preguntas incómodas que debía soportar sumado a que muchas de sus actividades se veían afectadas por el hecho de no poder consumir cualquier tipo de alimento, lo llevaron a sentir que su vida había cambiado para mal.
Fueron meses duros. Alejandra y Gabriel habían cambiado muchos de sus hábitos. Y ya casi no frecuentaban los lugares a los que solían asistir antes del diagnóstico de celiaquía.
Una noche, mientras lamentaban no poder asistir a una fiesta, Alejandra y Gabriel tuvieron una charla que cambiaría la mirada que ambos tenían sobre la celiaquía.
La charla giró en torno a las actividades que se podían realizar a pesar de la celiaquía. Después de casi dos horas, Alejandra le dijo a Gabriel algo que, sin saberlo, se convertiría en el nombre de este proyecto. Sus palabras fueron: “No todo es comer, no todo es tomar. La vida no pasa por consumir cosas que tengan harina de trigo y otros componentes con gluten. No podemos pasarnos la vida así, tenés que entender que sos celíaco, no extraterrestre. Lo tenés que entender vos y lo tienen que entender los demás”.
Aquella noche salieron y no la pasaron bien. Gabriel volvió con hambre y mucha bronca por la situación que le tocó vivir.
Al día siguiente, mientras almorzaban, charlaron sobre las situaciones incómodas, cómicas, extrañas, que comenzaba a vivir Gabriel. Y para demostrar que no era el único, que no estaba solo en ese nuevo estilo de vida libre de gluten, Alejandra creó una página de Facebook, a la que llamó Soy Celíaco, No Extraterrestre.
Las primeras publicaciones eran sencillas: una imagen acompañada de dos líneas de texto con frases motivadoras, recreación de diálogos e información.
De a poco, la página de Facebook comenzó a sumar seguidores. Gabriel vio que no estaba solo y que su experiencia podía servirle a alguien más. Desde diciembre de 2015, comenzó a colaborar con Alejandra: crearon un blog (actualmente un sitio web) y perfiles en Twitter, PinterestYouTube e Instagram.
A principios de 2016, Soy Celíaco, No Extraterrestre se convertía en un proyecto de comunicación. Tenía un objetivo claro: compartir información y experiencias sobre celiaquía y vida libre de gluten.