¿La avena tiene gluten? Tengo celiaquía, mis motivos para no consumirla

Muchas personas con celiaquía se preguntan lo mismo: ¿La avena tiene gluten? ¿Por qué no podemos consumirla? Algunas respuestas.

¿La avena tiene gluten?

¿La avena tiene gluten? Tengo celiaquía, mis motivos para no consumirla
5 (100%) 3 votes



A esta altura, tengas o no celiaquía, seguramente sabés que la dieta libre de gluten excluye trigo, avena, cebada y centeno, como también sus derivados. Es más, en Argentina el logo que indica que los alimentos no tienen gluten lleva la inscripción Sin T.A.C.C. (T.A.C.C. por las iniciales de Trigo, Avena, Cebada y Centeno). Sin embargo, basta con recorrer foros y grupos en redes sociales para ver que hay gente con celiaquía que consulta por “avena sin gluten” o “marcas de avena aptas para celíacos”.
Esto me llamó tanto la atención que consulté entre especialistas y busqué en Internet. Se dice y se ha dicho mucho sobre el tema. Mi primera conclusión es que no hay consenso ni unanimidad sobre la conveniencia del consumo de avena por parte de personas celíacas. Mucho menos en lo referido a la famosa “avena sin gluten”. Por eso, en lo personal, creo que una persona con celiaquía no debería consumir avena hasta que no se conozca más sobre el tema y haya más certeza al respecto.
En Internet hay publicaciones que promueven el consumo de avena por parte de personas con celiaquía. Y argumentan que esto no les causaría daño. En algunos casos se mencionan estudios científicos y la opinión de expertos en celiaquía. Puede leerse, por ejemplo, que “la avena pura en cantidades controladas es un valioso complemento en la dieta sin gluten, ya que es un cereal nutritivo, sano y además delicioso”. La misma publicación señala que “diversos estudios clínicos demuestran que la avena no tiene ninguna repercusión negativa en personas que padecen de intolerancia al gluten; y que la avena que ha sido cultivada y procesada por separado, en cantidades de hasta 50 gramos diarios es tolerada por los afectados sin complicación alguna” (ver Avena – Tras la huella de un cereal subestimado al final de este artículo).
Sin embargo, por ahora no hay consenso ni unanimidad sobre el tema. Como ya dije, creo razonable que una persona con celiaquía no consuma avena. Esto hasta que no se avance y se conozca más sobre el tema.

¿La avena tiene gluten? 

Ante la pregunta sobre si la avena tiene gluten, la respuesta es sí y no.
Sí, por contaminación cruzada. La avena naturalmente no contiene gluten. Sin embargo, comparte los mismos campos de cultivo, los mismos espacios de almacenamiento y la misma maquinaria que se utilizan para recolectar cereales con gluten, como el trigo o el centeno.

Contaminación cruzada en alimentos sin gluten: qué es y cómo afecta a las personas celíacas

 



No
La respuesta sería no si la avena se cultivara, almacenara y distribuyera de forma segura y alejada del contacto con otros cereales y alimentos que sí contienen gluten.
Una cuestión de familia
Sin embargo, hay otro factor y tiene que ver con una cuestión de familia. Y es que los cereales (trigo, arroz, maíz, cebada, avena, centeno, sorgo, mijo, alpiste, etcétera) son plantas de la familia de las gramíneas que se cultivan por su grano.
El trigo, la avena, el centeno y la cebada pertenecen a una subfamilia de las gramíneas, llamada Pooideae. Esta subfamilia a su vez comprende varias tribus, entre las que se encuentran la Aveneae y la Triticeae. La avena pertenece a la tribu Aveneae, mientras que dentro de la tribu Triticeae están el trigo, la cebada y el centeno.
Si bien los cuatro cereales prohibidos a las personas con celiaquía tienen una proteína diferente, comparten un origen común. Por este motivo, la avenina, proteina de la avena, tiene una estructura proteica muy similar a la del trigo, la cebada y el centeno. Esto podría provocar que el organismo de las personas con celiaquía reconozca la avenina como tóxica o dañina.
Y es por este motivo, también, por el que se la excluyó de la dieta libre de gluten y se desaconseja su consumo por parte de personas con celiaquía.

Mis motivos para no consumirla (por ahora)

En más de una ocasión me ofrecieron avena sin gluten. Sin embargo, siempre dije que no. Y tengo mis razones. Las comparto con ustedes sin ánimos de influir en su decisión. Y sin intentar que tome el carácter de verdad absoluta. No es más que una opinión personal.
Pero elijo no consumir avena porque no tengo la certeza de que todo lo que se diga sobre sus efectos en el organismo de las personas con celiaquía sea cierto. Si leemos bien, la mayoría de los artículos (por no decir todos) que promueven el consumo de avena en personas celíacas recomiendan determinadas marcas. Perdonen, pero soy una persona muy desconfiada y me lleva a pensar que detrás de todo hay más un interés económico que científico y de bienestar.
Por otro lado, no veo que haya unanimidad respecto a la conveniencia del consumo de avena por parte de personas con celiaquía. Por el momento no encuentro seguro que una persona con celiaquía consuma avena, hasta tanto no se conozca más sobre sus verdaderos efectos (o no) en el organismo. Repito: es una postura totalmente subjetiva y sin ánimos de convertirla en verdad absoluta.
Así que por ahora creo que no es aconsejable que las personas con celiaquía consuman avena. Esperemos que en un futuro no muy lejano contemos con información confiable y seria que indique lo contrario.



Si te interesa seguir indagando sobre este tema:
Avena – Tras la huella de un cereal subestimado
¿Es seguro incluir la avena en la Dieta Sin Gluten?
¿La avena tiene o no tiene gluten…?
Avena en la dieta de los celíacos
Logran descifrar el tortuoso genoma de la cebada



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *