Galletas de polenta【100% sin gluten sin TACC】


Si querés preparar unas galletas dulces sin gluten fáciles y económicas, estas galletas de polenta te van a encantar.

Se trata de unas galletas sin TACC muy fáciles de hacer, con un sabor increíble y una textura suave.

Lo mejor de todo es que podés disfrutar estas galletas de polenta como más te guste, saborizándolas con ralladura de cítricos, con distintas esencias o incluso usando las galletas para hacer alfajores rellenos con dulce de leche o dulces caseros.

Galletas de polenta y maicena sin TACC

Ingredientes:

Preparación:

Cremar la manteca

Lo primero que vas a hacer para preparar estas galletas de polenta y maicena es mezclar la manteca a temperatura ambiente, con 75 gr de azúcar. Podés usar azúcar blanca, mascabo, negra, la que vos quieras. Incluso si queres puedes remplazar el azúcar por algún endulzante que tengas en tu casa. Si querés saber cómo reemplazar el azúcar podés hacer clic aquí.

Agregar el huevo y saborizar

Cuando tenés bien integrada la manteca con el azúcar es momento de sumarle un huevo. Para asegurarte que el huevo está en buenas condiciones lo ideal es romperlo en otro recipiente para ver que esté en buen estado y, una vez que te asegures de eso, recién agregarlo a la mezcla de la manteca y el azúcar.

Junto con el huevo podés agregarle sabor a tu masa. Podés usar esencia de vainilla, ralladura de cítricos o incluso chocolate.

Leé más:  Galletas con harina de maíz sin gluten (receta en 5 pasos)

Vas a integrar muy bien todo hasta tener una consistencia homogénea.

Agregar los secos

Una vez que esté bien integrado el huevo, es momento de agregar la harina de maíz o polenta. Si no tenés polenta, podées usar por ejemplo harina de maíz para hacer arepas. En caso de reemplazar la polenta por harina de maiz nixtamalizada usás la misma cantidad.

Junto con la polenta vas a agregar el polvo para hornear sin gluten y vas a integrar muy bien hasta tener una consistencia homogénea.

Cuando tengas la polenta y el polvo de hornear integrados, vas a sumar el almidón de maíz y vas a integrar con la ayuda de una espátula o una cuchara. Cuando veas que no podés integrar más con un utensilio, es momento de amasar con las manos hasta formar un bollo homogéneo. El resultado es una masa suave que no se pega en los dedos.

Formar las galeltas

Cuando tengas la masa lista, la vas a pasar a una superficie limpia y enharinada con almidón de maíz o con alguna harina sin gluten y con la ayuda de un palo de amasar la vas a estirar del espesor que quieras. En lo personal a mí me gusta estirar la masa de más o menos 5 milímetros de espesor.

Después, para darle el tamaño y la forma a tus galletas, usás el cortante que tengas. Yo uso un cortante circular de 7 cm de diámetro.

Cocinar las galletas

Cuando tengas todas tus galletas ya cortadas, lo único que resta hacer es pasarlas a una fuente para horno que puede estar apenas enharinada con harina sin gluten o con una placa de silicona.

Leé más:  Pan dulce para celíacos en 5 pasos

Acomodás todas tus galletas y después las llevás a cocinar a horno medio 180°C por 15 minutitos. Es importante que no las cocines de más ni que se doren demasiado porque si no te van a quedar muy duras.

Cuando están apenas doraditas las sacás del horno, las dejás enfriar y listo, ya las podés disfrutar. Quedan ideales para hacer alfajorcitos tipo alfajores de maicena.



¿Te parece útil lo que hacemos?

¡Podés ayudarnos!

¿CUÁNTO TE SIRVIÓ?

4.6/5 - (23 votos)



SEGUÍNOS
BUSCÁ UNA RECETA



♥ ¡Este contenido puede ser útil para alguien más!♥


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio