Pan de muerto sin gluten

pan de muerto sin gluten


¿Te gustaría hacer pan de muerto sin gluten con una miga suave, esponjosa, aireada y elástica? Estás en el lugar indicado.

Después de probar intentarlo varias veces, finalmente logré una receta de pan de muerto sin gluten que me encantó.

Traté de adaptar la receta tradicional a una versión sin gluten manteniendo lo más característico del pan de muerto artesanal: el sabor, la forma, la textura y el aroma. Pero como sabrás, somos de Tucumán, Argentina, así que si tenés alguna observación o comentario que nos pueda ayudar a conocer más sobre esta receta tan tradicional nos encantaría leerte en los comentarios.



pan de muerto sin gluten simple

Pan de muerto sin gluten

Ingredientes del pan de muerto sin gluten

En la versión tradicional de esta receta, la harina que se usa para pan de muerto es de trigo. En este caso hice un mix de harinas sin gluten para lograr un resultado similar.

Si vos querés usar una premezcla comercial o casera que tengas por supuesto que lo podés hacer. Sólo es importante que tengas en cuenta que esta receta la hice 4 veces y siempre salió bien usando las cantidades específicas que te indiqué. Si modificás algún ingrediente seguramente tengas otro resultado.

Con esta receta y estas cantidades nosotros hicimos 4 panes de muertos para celíacos. Vos podés hacer la misma cantidad u optar por hacer panes más grandes o incluso más pequeños. La cantidad que logres va a depender del tamaño que les des.

Leé más:  Celiaquía: qué es, cuáles son sus síntomas, cómo se diagnostica y se trata

Si querés hacer un pan de muerto sin azúcar podrías reemplazar el azúcar de la receta por algún endulzante sin gluten que sea apto para cocción.



Cómo hacer pan de muerto paso a paso

Armá el mix de harinas sin gluten

Lo primero que vas a hacer para preparar tu pan de muerto sin gluten es hacer es mezclar las harinas para formar tu mix.

En mi caso, prefiero mezclar las harinas por separado para lograr mejores resultados, pero si vos querés usar directamente premezcla comercial o casera lo podés hacer. Eso sí, tené en cuenta que el resultado puede variar. Si querés conocer más sobre la premezcla, hacé clic aquí.

Para preparar mi mix de harinas para esta receta utilizo:

  • 100 gr de almidón de maíz
  • 75 gr de fécula de mandioca
  • 35 gr de leche en polvo
  • 35 gr de harina de arroz integral

Si quisieras podés reemplazar la harina de arroz integral por harina de arroz común.

Y si querés reemplazar la leche en polvo, podés usar más harina de arroz.

Cuando tengas todo bien mezclado en un recipiente, podés seguir con la receta.

En este mix de harinas tenés 254 gr de harina sin gluten.

Cuando tengas tu mezcla bien integrada, vas a sumar el psyllium, la goma xántica y el polvo para hornear y vas a integrar bien.

En esta preparación la goma xántica va a permitir que la masa sea elástica y pueda amasarse sin quebrarse.

El psyllium va a permitir que la miga de nuestro pan de muerto sea suave y esponjosa, mientras que el polvo para hornear va a permitir que sea aireado y no pierda su forma.

Leé más:  5 recetas sin gluten para el día del padre


Agregá la levadura y el azúcar

Cuando tengas todos los secos bien mezclados, vas a sumar la levadura en polvo y el azúcar a los secos y vas a integrar.

Para esta receta nosotros usamos levadura en polvo, pero si vos querés podés usar levadura fresca. Sólo tenés que reemplazar los 10 gr de levadura en polvo por 25 gr de levadura fresca.

Agregá el resto de los ingredientes

Hacé un hueco en el centro y agregá el huevo completo, la yema de un huevo, la leche tibia y la ralladura de naranja.

Mezclá bien todo con la ayuda de una espátula o una cuchara y, cuando veas que podés empezar a amasar con las manos lo vas a hacer.

Agregá la manteca a temperatura ambiente

En este punto, antes de que se forme una masa homogénea, le vas a agregar la manteca a temperatura ambiente y vas a amasar bien hasta que esté bien integrada y tengas una masa pegajosa, pero suave de textura.

La manteca va a suavizar la masa y va a lograr un resultado esponjoso y húmedo en la preparación final.

Es importante que, aunque sientas la masa muy pegajosa, no le agregues ningún tipo de harina. Aunque sientas que está excesivamente pegajosa tenés que tener en cuenta que la masa tiene goma xántica y psyllium, y ambas cosas absorberán la humedad con el tiempo.

Dejá leudar la masa

Cuando la manteca esté bien integrada, vas a dejar leudar la masa unos minutos.

En nuestro caso la tuvimos 20 minutos en un ambiente cálido hasta que creció, pero el tiempo de leudado va a depender mucho del clima.

No es necesario que la masa duplique su volumen, con que crezca 1/4 más está bien.

Leé más:  Recetas con quinoa: platos fáciles para enriquecer tu dieta sin gluten


Armá tus pancitos

Cuando tu masa haya leudado, la vas a amasar en una superficie limpia apenas enharinada con alguna harina sin gluten.

Sólo si notás que realmente es imposible amasar la masa vas a agregar muy poco de secos.

Vas a separar tu masa en 5 partes iguales. 4 van a ser para los bollos de los pancitos y 1 para formar los huesitos y las cabezas de los panes de muerto.

Cuando tengas los 4 bollitos de los panes, vas a dividir el quinto bollito en 4 partes iguales, una para cada pan.

A cada una de esas partes las vas a dividir en 3: un pedazo más chico y dos iguales. Con el más chico vas a armar la bolita para la cabeza del pan de muerto, mientras que con los dos que son iguales vas a armar los rollitos para los huesos.

Cada bollo de pan va a tener 2 huesos y 1 cabeza. Para colocarlos sólo tenés que cruzar los huesos en forma de cruz y, en la unión de los dos huesos, colocar la cabeza.

Cuando tengas los cuatro panes listos, los vas a tapar con papel film y los vas a dejar leudar unos 10 minutos mientras el horno se precalienta.

Cocción

Cuando los panes ya hayan leudado, los vas a cocinar a horno bajo (160°C) por unos 20 minutos. Si querés conocer más sobre temperaturas del horno hacé clic aquí.

Cuando los panes esté cocidos, los vas a pincelar con manteca derretida y los vas a espolvorear con azúcar en la superficie.

¡Y listo! una vez fríos ya podés disfrutar de tus panes de muerto sin gluten. suaves y esponjosos.

¿CUÁNTO TE SIRVIÓ?

5/5 - (6 votos)



SEGUÍNOS
BUSCÁ UNA RECETA



♥ ¡Este contenido puede ser útil para alguien más!♥


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *